Liberalismo

URUGUAY-LEY DE CADUCIDAD-EL VOTO DEL SENADOR LÓPEZ GOLDARECENA-Dr. Gonzalo Aguirre

Informe del Dr. Gonzalo Aguirre sobreel voto de López Goldaracena.

 

EL VOTO DEL SENADOR LÓPEZ GOLDARECENA

 

1) Como es sabido, el voto de dicho senador determinó la aprobación -por 16 votos contra 15- del proyecto de ley referido a la ley Nº 15.848, deCaducidad de la Pretensión Punitiva del Estado, que, en su art. 3º declara quelos artículos 1º, 3º y 4º de dicha Ley 15.848 “presentan una ilegitimidadmanifiesta”, violan la Constitución de la República en sus artículos 4, 72, 83y 233, “y carecen de valor jurídico alguno”.

Dicho más claramente y con menos palabras, anulanla Ley de Caducidad, como sin duda resulta del art .4º del proyecto de ley encuestión.

2) Es público y notorio que el Senador López Goldaracena es el abogadopatrocinante de múltiples denuncias penales -26, según creo- referidas adelitos cometidos por militares durante la dictadura, cuya tramitación yacogimiento puede obstar, la aplicación de la ley 15.848.

Más aún el propio Senador López Goldaracena asílo reconoció en la sesión del senado en que se aprobó dicho proyecto de ley.

3) Dispone el art. 96 del Reglamento de la Cámara de Senadores que“Ningún senador presente en la sesión dejará de votar, salvo en la situaciónprevista en el articulo siguiente.” Éste a su vez, dispone: “Art. 97- esprohibido a todo senador intervenir en asunto que se refiera a su interésindividual”

No obstante, si el senador denuncia previamentesu vinculación con el tema, podrá autorizarlo la Cámara si así lo estimarepertinente.

Esto último fue lo que no hizo el senadorantedicho, por cuya causa, siendo evidente que la aprobación del proyectoanulatorio de la Ley de Caducidad atañe a su interés individual, emitió un votoreglamentariamente prohibido.

En consecuencia, cuando tras la votación delproyecto el Senador Viera denunció que López Goldaracena había votado estandoreglamentariamente impedido de hacerlo, el Presidente del Senado debiódeclararlo así y rectificar el resultado de la votación, proclamándolaempatada.

Ya se sabe que no fue así. Tras un cuartointermedio, el Presidente puso a consideración del Senado si había actuado o noreglamentariamente, (art. 7 del Reglamento), y el Cuerpo aprobó su proceder por16 votos contra15. Entre ésos 16 votos se contó con el del Senador LópezGoldaracena, quien, por razones éticas evidentes, además de lo dispuesto por elart. 97, debió retirarse de Sala y no votar.

4) Sí bien una Cámara, por ser ambas recíprocamente independientes, noes juez de la regularidad jurídica de lo actuado por la otra cámara, por lo quees incompetente para invalidar sus actos y resoluciones, corresponde tenerpresente que el proyecto de ley a estudio de la Comisión de Constitución fueaprobado por el Senado en razón de la emisión de un voto evidentementeinválido, lo que puede determinar que, de ser sancionado y promulgado, seadeclarado inconstitucional por la Suprema corte de Justicia, por razón deforma, o sea por no haberse seguido las reglas prescriptas para la elaboraciónde la leyes.

5) Las formalidades son uno de los elementos esenciales de los actoslegislativos. Las hay anteriores concomitantes y posteriores a su sanción. Lasanteriores configuran una sucesión de trámites, exigencias y requisitos que sedesarrollan a través de sucesivas etapas y que conforman en su conjunto, lo quese denomina el procedimiento legislativo.

Este está regulado por la Constitución en suSección VII (arts. 133 a 145) y, además, por los minuciosos reglamento de lasCámaras y de la Asamblea General. Es clarísimo que su incumplimiento por lomenos en los aspectos regulados por la Constitución, ocasiona lainconstitucionalidad de la ley “por razón de forma” (art. 256 de la Carta)

6) Pero también la violación de ciertos preceptos reglamentarios puedeviciar la ley de inconstitucionalidad formal. No hay que olvidar que laconstitución establece el número de integrantes de cada una de las Cámaras(arts, 88 y 94) y que sus decisiones deben adoptarse en sesión formal de lamismas, delegando la Carta en sus Reglamentos (art.105) su funcionamientointerno.

Entre las reglas de dicho funcionamiento, tienendirecta y fundamental relación con el procedimiento legislativo las referentesa las condiciones de integración de ambos Cuerpos-léase quórum- para poderadoptar resoluciones válidas.

Así, es evidente que le artículo 134 de laConstitución exige implícitamente la aprobación real de los proyectos de Ley. Yque, a tal efecto, delega en los Reglamentos de los Cuerpos Legislativosestablecer la o las mayorías cuyo voto determina la aprobación de los proyectosde ley, sin perjuicio de las mayorías especiales que en determinados casosexige la propia Constitución.

Parece claro entonces, que si se le comunica alPoder Ejecutivo un proyecto de ley que no fue votado- en una de las Cámaras-por la mayoría de los presentes, cómo es de principio en todo órganopluripersonal para adoptar decisiones válidas, la ley así promulgada seríaformalmente inconstitucional.

7) Es lo que ocurrió en el Senado con el proyecto de ley a consideraciónde la Comisión, pues se aprobópor 16 votos contra 15, siendo inválido o nulo uno de ésos 16 votos. Enconsecuencia, la votación no fue afirmativa, por más que se la haya declaradotal. Se está pues considerando un proyecto de ley que ya es formalmenteinconstitucional.

 

Montevideo, 26 de abril de 2011.-



Fuente: CENTRO DE OFICIALES RETIRADOS  DE LAS FUERZAS ARMADAS

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: