URUGUAY-FFAA-La llave militar. Documento del MPP sobre Defensa Nacional

Escrito por rigofa2011 10-05-2011 en General. Comentarios (0)

BRECHA
Fecha:
2011-05-06

La llave militar. Documento del MPP sobre DefensaNacional

En el sector mayoritario del fa se cree que hay que "pasar raya" yponerse a discutir el futuro de las Fuerzas Armadas. Se deben redefinir lasamenazas: en un mediano plazo podrían estar en juego los recursos naturales dela región, por lo cual hay que restaurar la "confianza" entre elpueblo y los uniformados para que sea posible una eventual"resistencia". El sector aboga por unas Fuerzas Armadas al serviciodel cambio social, la disminución de la pobreza y "en función de losintereses populares". En ese marco-establecen- debe analizarse la ley deimpunidad y debe procurarse una mayor "incidencia" en la internamilitar.
Rosario Touriño
Desde adentro del Movimiento de Participación Popular (mpp) se percibe que elfa cayó en una trampa de difícil salida, a partir de una cadena de"errores" que no se supo o no se quiso frenar a tiempo. En los díasprevios a las irrupciones del presidente en el Parlamento, la bancada emepepistahabía definido votar el proyecto de anulación de la ley de caducidad"disciplinadamente", pero a la vez procuraba fórmulas para"bajar la cortina" y cambiar el eje de la discusión. Losparlamentarios del mpp creían que era el momento de comenzar a debatir sobrepolíticas de defensa y las futuras funciones de las Fuerzas Armadas ("verel bosque y no el árbol"). Incluso pensaban centrarse en estos aspectos almomento de tomar la palabra en la sesión en que se aprobaría la anulación de laley de caducidad. "No están en discusión las investigaciones sobrederechos humanos, ni los desaparecidos, ni el terrorismo de Estado, ni es queestemos con la teoría de los dos demonios. Pero también es cierto que lasociedad está partida y que pasar por encima de dos pronunciamientos popularesrechina. Ahora hay que pensar en el daño menor ", planteó a Brecha unintegrante del ejecutivo del MPP.
La visión del sector creado por el presidente es que, "guste o no",las Fuerzas Armadas son parte importante de la sociedad y que "en algúnmomento hay que pasar raya ". Por eso la bancada más numerosa del faresolvió difundir un documento elaborado por su comisión dé Defensa, aprobadoen su último congreso y considerado como "insumo básico" delmovimiento. El texto -aprobado por mayoría en el MPP-está en líneacon varios delos conceptos de la ley marco de defensa aprobada en la pasada legislatura,pero incluye también una particular mirada sobre el papel de las FuerzasArmadas, las estrategias para mejorar su integración con la sociedad y lasposibles amenazas o hipótesis de conflicto que justificarían la nuevaestructura del aparato militar. Puede decirse que es una visión que abrevaexplícitamente no sólo en el artiguismo, sino también en una concepción de la"liberación nacional" que no excluye a las Fuerzas Armadas sino queles otorga un más que considerable papel.
En el documento hay concepciones seguramente coincidentes con el resto de lossectores frenteamplistas: la subordinación de las Fuerzas Armadas al podercivil; el fortalecimiento del Ministerio de Defensa (MDN) como diseñador ycontrolador de las políticas; un mayor influjo de la diplomacia y lacancillería; una enfática oposición al desempeño de los militares en tareas deseguridad interna y una voluntad de reducción de la cantidad de efectivosmilitares. Se pretenden fuerzas más chicas y de mayor calidad, confió undirigente. Varios de estos puntos también formarían parte de un borradorpresentado por el ministro Luis Rosadilla en la primera sesión del Consejo deDefensa Nacional (Codena), organismo asesor del presidente que se instaló-aunque sin demasiada atención mediática- la semana pasada.
Sin embargo, en el texto del MPP se esboza la huella ideológica del sector através de posturas que seguramente no reunirán tanto consenso. "Existieronayer, hoy, y seguirán presentes en el futuro, quienes codicien nuestrasriquezas. Estas amenazas no se pueden menospreciar en la medida que utilicemosnuestros recursos para la mejora de las condiciones de vida de nuestro pueblo enun proceso de liberación nacional hacia el socialismo", se lee en eldocumento. El sector cree que hay que eliminar la concepción reduccionista deque la defensa nacional se restringe a lo militar e involucrar "a todo elpueblo, los trabajadores, estudiantes, intelectuales y científicos, y a losburgueses que están en contradicción con el imperialismo". Hay una mirada,pues, nacionalista y defensora de la soberanía no sólo en términos deterritorio, sino de los recursos naturales. Pero es una visión tambiéncontinental, puesto que se llama a profundizar la "cooperación ycoordinación " en el Cono Sur, ya que la región además de compartir unahistoria, comparte recursos "motiva-dores de las guerras de estesiglo": agua, energía, minerales, biodiversidad y capacidad de produciralimentos.
"Reconstruir la confianza mutua entre la sociedad y los integrantes de lasFuerzas Armadas es una tarea que debemos proponernos para integrar a todo elpueblo y todas las capacidades de la defensa nacional. En la asimetría militardel mundo del siglo XXI el poder de disuasión debe basarse en desarrollarcapacidades de resistencia nacional con participación de todo el pueblo ",es otro de los conceptos más ilustrativos. Se establece, por otra parte, que esnecesario restaurar la "confianza" o mejorar la convivenciasociedad-militares, puesto que la "defensa nacional es un derecho y undeber del conjunto de la ciudadanía " y no se podría enfrentar una"agresión externa" asimétrica sin "adhesión popular ".
UNIDAD NACIONAL Por otra parte, también se manifiesta la voluntad de integrar alas Fuerzas Armadas en un proyecto nacional de desarrollo y de combate a ladesigualdad: "En esta etapa nuestro país se ha propuesto avanzar en launidad nacional, se ha convocado a que las Fuerzas Armadas participen delcombate a la pobreza extrema". Se hace así alusión a la utilización de lascapacidades y medios hoy gestionados por las tres armas, y a una cooperacióndestinada a mejorar la cohesión social.
Hay también un análisis en el marco de la lucha de clases, ya que se hacehincapié en el rol que la sociedad capitalista le ha asignado a las fuerzas,especialmente como aparatos al servicio de las "clases dominantes" o"la oligarquía". Dentro de ese marco, el MPP se plantea una"transformación" de las Fuerzas Armadas, si es que se quiere avanzaren el "proceso transformador de la sociedad". El sector plantea quehay dos opciones. Una sería eliminar las actuales fuerzas para sustituirlas porotras de carácter popular, opción que fracasó en el pasado y que hoy carece deadeptos. La otra, y la preferida, sería "transformarlas en una instituciónmilitar que esté al servicio de los cambios sociales, la eliminación de lapobreza y las injusticias, en función de los intereses populares, de los trabajadoresy del bienestar de la mayoría de los uruguayos". Por eso -establece eldocumento-las Fuerzas Armadas "tienen para nuestro gobierno y para nuestrafuerza política trascendencia estratégica
Ello -enfatizan- se plantea en un marco de "control civil" de lasinstituciones de defensa, de un Estado de derecho y de plena conduccióndemocrática de las Fuerzas Armadas, en la que las instituciones militares estánobligadas a aceptar "un rol subordinado a la política " y noautónomo. Por último, se le asigna una función preponderante a la educaciónmilitar y a los cambios en la estructura de carrera en las Fuerzas Armadas,factores que no pueden seguir dependiendo de los propios militares, sino delpoder civil. "Es dentro de ese marco que debemos analizar la ley de impunidady que podremos ir asumiendo la participación de las Fuerzas Armadas en tareasde desarrollo social", puntualiza el documento.
Los dirigentes consultados reconocen que se trata de un desafío de mediano ylargo plazo, obviamente para nada sencillo, pero que conlleva tareas de"zurcido" y de necesaria "incidencia hacia adentro " de laspropias fuerzas. Las fuentes establecieron que se han producido muchasreuniones con militares y que se apuesta fundamentalmente a las nuevas generaciones.En la primera reunión del Codena, según se indicó a Brecha, los comandantes enjefe presentaron su propio documento con propuestas de reforma (junto con otrostextos críticos enviados por otros niveles de la oficialidad). "En algunoscasos hay cuestiones de tipo reivindicativo, pero hay otros conceptoscoincidentes con el documento del MPP", informaron las fuentes. Mujicadijo a Brecha (29-IV-11) que algunos de los planteos militares no seránllevados por el gobierno y que quienes marcarán la cancha serán los civiles. Sinembargo, en una entrevista concedida en marzo por el jefe del Estado Mayor deDefensa (ESMA-DE), José Bonilla, a Búsqueda, se perciben conceptos filosóficossimilares: "Vivimos un momento histórico en que la soberanía enfrentaamenazas como la probable escasez de recursos naturales, los movimientosmigratorios masivos, los crímenes informáticos o incluso lo que se denominaterrorismo económico (...). La defensa, hay que aclararlo, es una tarea queinvolucra a toda la sociedad". Si bien el MPP percibe que el combatemilitar al crimen organizado es una amenaza digitada desde Estados Unidos paraocupar a las Fuerzas Armadas en la seguridad interna, sí hay coincidencia conla cuestión de los recursos naturales.
También el presidente ha dado a entender, en una entrevista concedida a El Paísde Madrid, el rol clave que le asigna al "factor militar", a partirde la actitud del ejército en levantamientos como los de Egipto: "Si seobservan los hechos que acaban de acontecer en el norte de África se entenderácon claridad que las fuerzas regulares armadas no definen la historia perosirven para abrir la puerta. O para cerrarla, según ".